Viajero empedernido

Experiencias de viajes. Fotos y curiosidades. Un saludo amistoso a todos los que os dejeis caer por aquí, y tengais la paciencia de leerme.

Entradas populares

Etiquetas

Albarracín. La sierra y la historia (1) Algo de Ibiza (2) Amsterdam canales y museos (1) Animalicos (8) antropología (4) Aragón (2) Arquitectura ibicenca (2) Arquitectura variada (28) Arte Urbano (1) ARTHUS-BERTRAND (1) Artículos interesantes (2) Atracción de aventura en Rusia Skaypark (1) Aves (1) Bahía de Ste-Catherine (2) BALLENAS (2) Balnearios (1) Barcelona (6) BARCOS (3) Caballos del Vino (2ª Parte) (1) CANADA (14) Cantabria (1) CARAVACA DE LA CRUZ (4) Cataluña (8) Cielos (1) CITAS MEMORABLES (4) COLORES DE ESTAMBÚL (1) Colores de Estambul (3) Santa Sofía (1) COLORES DE ESTAMBUL 2 (El Bósforo) (1) Cometas (1) costumbres (5) CROACIA (9) CUBA (2) Curiosidades (48) De interés general (40) De visita en el Jardín Botánico de Madrid (1) Desde Mula con color (1) Diagonal Zero Zero (1) Efectos fotográficos (3) El "Cagalentejas" de Toro (1) Embalse de la Cierva (1) Embalse de la Cierva (Mula) (1) Es Broll (1) ESCALERAS IMPRESIONANTES DEL MUNDO (1) ESLOVENIA (1) ESPAÑA (30) espectacular (2) EXTREMADURA (9) Fascinante mundo microscópico (1) Fiesta de los caballos del vino Moros y cristianos de Caravaca (3) Flora (8) fotos (1) Fotos NO digitales (3) FUERTEVENTURA Paisajes del viento (1ª parte) (1) Gatos (1) Hervás (1) Historia (6) historia y patrimonio (10) Holanda (1) Humor (3) IBIZA (35) Ibiza desde el aire (2) Ibiza en 1947 Vaya cambio (1) Imágenes increíbles (3) Insectos y bichos (4) Islas Canarias (3) Italia (1) La belleza de la polinización (1) La catedral de León al detalle (1ª parte) (1) La catedral de León al detalle (2ª parte) (1) La catedral de León al detalle (3ª parte y última) (1) LA MANCHA (2) Las Fuentes del Marqués en Caravaca (1) Las Mil Islas (2) León (8) Los Caballos del Vino (Caravaca de la Cruz) 1ª Parte (1) MADRID (1) Marinas (1) Mercadillo de Las Dalias en Ibiza (1) Mis comentarios (9) Monasterio de Piedra (1) Montreal (1) Mundo asombroso (1) MURCIA (14) My Space (1) Naturaleza (34) Naturaleza viva de Ibiza de cerca (2) Nuria (1) Otoño 2014 en Ibiza (mercadillo de San Juan) (1) Ottawa (1) Paisajes (24) Parque Omega (2) Picos de Europa (1) Plantas y flores (16) Pliego (1) PORTUGAL (2) Puig de Misa. La atalaya de Santa Eulalia (1) Punta Galera (1) Québec (1) RECORRIENDO SES FONTANELLES (Ibiza) (1) Recuerdos de Canadá (Quebéc al natural) (1) Recuerdos de Canadá (Toronto) (1) Rincón por rincón LEÓN (1) Rincón por rincón LEÓN (2ª parte) (1) Rincón por rincón LEÓN (3ª parte) (1) Rincón por rincón LEÓN (4ª y última parte) (1) Rusia (2) Rutas recomendadas (18) Semana Santa en Toro (Zamora) 1ª parte (1) Semana Santa en Toro (Zamora) 2ª parte (1) Semana Santa en Toro (Zamora) 3ª parte (1) Sencillamente fantástico (1) SINTRA (Portugal) 1ª parte (1) Surrealismo (2) Tadoussac (2) Teatro (1) Toronto (2) TURQUÍA (4) Un paseo por el puerto de Barcelona y plaza de las Glorias (1) Vancouver (1) Viajes en barco (2) Victoria (1) vídeos (9) Vistas aéreas (8) Youtube (3) ZAMORA (5) Zaragoza (1)

27 de noviembre de 2012

COLORES DE ESTAMBÚL

He visitado Estambúl por segunda vez la última semana de octubre. Anteriormente había ido en 2001, pero la visita a la Capadocia nos restó 4 días para una visita más a fondo de esta ciudad con tanto que ver. Uno de los privilegios de viajar por segunda vez a un lugar, es la optimización de tu tiempo; ya sabes lo que vas a visitar y tienes ideas mucho más claras de en que prefieres utilizar tu tiempo. Los movimientos por la ciudad los realizas en transportes urbanos y ahorras en excursiones panorámicas de 60 euros por persona/día cuando tú lo haces relajadamente marcándote tu tiempo, tus lugares de comida y tus itinerarios. Si hay una ciudad para disfrutar de todo ello es Estambúl. La gente vive por y para la calle, los puestos de deliciosas frutas están por cada esquina ( en este tiempo abundaban las granadas y los zumos de naranja) sin olvidar las mazorcas de maíz asadas o las castañas. No voy a extenderme con la historia otomana y el tópico de la ciudad a caballo entre Europa y Asia tan manidos ya. Simplemente como observador de la realidad os voy a mostrar imágenes como si me hubierais acompañado en el viaje.
Ah, se me olvidaba los primeros días no había casi nadie por la calle, por coincidir mi visita con la fiesta del cordero, y después, el 29 de octubre la Fiesta Nacional del día de la República.
Por ese motivo pude contemplar el Estambúl casi desierto y después una explosión de gente con ganas de disfrutar y sobre todo salir a callejear. Los turcos son personas muy amigables y siempre te gastan bromas, tienen muy buen humor.
 Que mejor que empezar el recorrido con una buena vista del Bósforo.

 El mercado de las especias permanecía cerrado pero las tiendas de animales y plantas de todo tipo estuvieron abiertas a pesar de la fiesta del cordero.
 Las mazorcas asadas de maíz están por doquier y su preparación es más compleja de lo que parece; no las ponen a la parrilla y punto, el agua y la humedad juegan un papel importante.

 El ambiente relajado de las calles se multiplicó exponencialmente tras los días festivos.

 La mezquita de Eminönü o mezquita nueva es la más próxima el puerto y puente de Gálata




 El puente de Gálata es el más próximo al estrecho del Bósforo y el primero que cruzamos al adentrarnos en el "Cuerno de Oro"
 Junto al mercado Egipcio (pared de la derecha) un mercado de especias y dulces principalmente, en forma de "L", e interior, mucho más pequeño que el Gran Bazar, y ubicado enfrente de la Mezquita Nueva.

 Cactus y bulbos de todo tipo se exponen por doquier. Octubre y noviembre es la temporada para plantarlos, y el clima es idéntico al de España en esa época. De hecho las temperaturas fueron en todo momento de 22 a 25 grados, muy muy agradable para sentarse en terrazas y exteriores.

 Me quedé con ganas de preguntar para que tanta variedad de sanguijuelas, imagino que para algún tipo de uso medicinal en sangrías (no de beber precisamente), pero es que son muchas variedades.
Los turcos tienen gusto en la presentación de sus productos, sea en su puesto callejero o una tienda de cualquier tipo, siempre los ves limpiando ordenando y dando un aspecto atractivo a su negocio.
 Había vegetales y especias que no había visto antes.




 Estambúl es el no va más de las falsificaciones de marcas. Cualquier fachada que de a la calle tendrá algún comercio de ropa, bazar o lo que sea. La de kilómetros que puedes hacer, solo dejándote llevar por la marea humana que va ojeando los numerosos puestos.


 El té de manzana o cualquier otra variedad es servido con profusión a todos los negocios y compradores. Muchachos con bandejas van recorriendo a toda prisa los lugares donde sus clientes son asiduos  tienen un arte especial para evitar muchedumbres de turistas sin derramar sus bandejas.

 Minaretes y cúpulas forman el skyline de la ciudad.


 Las palomas son omnipresentes en todos lados, muchos tendidos eléctricos van provistos de pinchos para evitar que se posen. En esta base de la columna nos podemos hacer una idea de la situación.


 Entramos a tomar un té en un lugar donde puedes pedir una pipa de agua o Sisha. Estos utensilios preparándose en el acceso al local, sirven para portar  los carbones a las pipas de los clientes.

 Es frecuente ver a los turcos pasar la tarde sentados o medio tumbados, mientras hablan por su móvil o en conversaciones de grupo a la vez que sujetan el pitorro de su sisha. La variedad de sabores es mucha abundan los afrutados como la fresa.




 Una de las múltiples entradas al Gran Bazar KAPALIÇARSI (que mostraré más adelante). Es uno de los más grandes del mundo con 4.000 tiendas de diferentes artículos como joyas, orfebrería, alfombras, pieles, bolsos etc. El edificio es tan antiguo como la conquista de Estambúl
 Esta foto muestra la fachada de la Universidad de Estambúl
 Desde una terraza pude admirar estas vistas sin el cúmulo de calles. Las mezquitas parecen resurgir de la naturaleza.

 El ojo de Dios, en este caso en una fachada, esta presente por todos lados, los taxistas lo llevan colgado del retrovisor y debe estar entre los top ten de souvenirs que compran los turistas sea en llavero o imanes para la nevera. Yo mismo compré un colgante por una TL (lira turca). Por cierto el cambio de hoy está así: 1 TRY=0.4318 Eur
 Esta calle fue objeto días posteriores del rodaje de una película. La parte derecha esta llena de coches de época y atrezzo, aparte de focos y extras vestidos con cardados de los sesenta. Una calle muy transitada que conduce al puerto.
Pasado el rezo, no podía evitar visitar la Mezquita de Eminönü. Impresionante. Estas mezquitas les pasa como al Gran Cañón del Colorado, las fotos no le hacen justicia, hay que verlas in situ.









 Esta oscureciendo cuando salgo de la New Mosque, desde las escaleras no puedo pasar sin fotografiar la torre de Galata y el puente que lleva su nombre. Arriba los siempre presentes pescadores con su caña sobre el puente y abajo los restaurantes sirviendo cenas.

 Este es un punto estratégico de comunicaciones. No muy lejos a la izquierda llegan y parten centenares de autobuses para todos los sitios, un verdadero laberinto no recomendable para turistas, me parecía imposible que no colisionaran unos autobuses con otros, pasando a centímetros en un verdadero enjambre y con los peatones cruzando entre ellos. Ya a nivel marítimo son varios los muelles de pasajeros desde donde parten las diversas líneas barcos y fast ferrys hacia el Bósforo o las Islas del Príncipe.
 Desde mi hotel no me cansaba de ver las variaciones de la iluminación de uno de los dos puentes colgantes que atraviesan el canal del Bósforo. No se puede plasmar en dos fotos el juego de luces cambiantes de forma y color.



El Bósforo es una estrecha franja de agua que une el mar de Mármara con el mar Negro. Lo atraviesan dos puentes colgantes que son los que unen la parte Europea de Estambúl con la parte asiática. Las aguas del estrecho, según el acuerdo de Montreux se consideran aguas internacionales bajo el control de Turquía. El paso del Bósforo es vital para poder salir a los océanos los barcos de países ribereños del mar Negro como Rumanía, Bulgaria, Ucrania o la misma Rusia.
Sobre todo en los veranos los restaurantes y cafés de las orillas son frecuentados por gentes de diferentes niveles sociales. Tuve ocasión de disfrutar de sus orillas en dos ocasiones con un buen café turco y la temperatura era deliciosa incluso por la noche. Es toda una experiencia ver pasar tal cantidad de barcos y cruceros tan cerca y tan frecuentemente.


 Esta foto pertenece al techo de la estación de tren del famoso transiberiano. Para los amantes de las novelas de misterio de Ágata Cristie este es un sitio para acudir a cenar o visitar.
 En mi caso fue el lugar elegido para ver la danza de los Derviches. Son muchos los lugares que ofrecen más bien como espectáculo para turistas este tipo de actividades, pero este lugar y el mero hecho que no hubiera cena ni danza del vientre, sino solo los monjes y su tradición me hizo preferirlo

Durante unos 15 minutos los músicos solamente nos deleitaron con su música y cantos.

Mas tarde ya vestidos para la ocasión tocaron para los derviches.

La mística árabe conocida como Sufí englosa a estos místicos danzadores que llegan a girar a veces durante horas y se supone que llegan a entra en trance, uniéndose con la divinidad o con el todo.
 Su doctrina si se la puede denominar así, se basa en el respeto, la tolerancia y el amor, y en esto si coinciden con la rama mística de cualquier visión espiritual. El movimiento es la esencia de la propia vida, su constante. Desde los planetas a los átomos pasando por los hechos de la vida en cualquier circunstancia.
Y el movimiento suele ser circular, no solo por la tendencia a completar circulos sino por su tendencia al todo. Por ello si se desea participar de esa energía universal una de la maneras es girando.

SI QUERÉIS VERLOS EN MOVIMIENTO Y OÍR SU MÚSICA AQUÍ TENÉIS UN PEQUEÑO FRAGMENTO QUE HE ENCONTRADA GRABADO EN EL MISMO LOCAL DE MIS FOTOS.



 Inicio de la danza. Los derviches usan además sus giros como una forma de meditación en movimiento, su origen, hace unos setecientos años se localiza en Konya, con la creación de una orden de danzantes fundada por el gran filósofo y poeta místico Mevlana.
Llegan a girar a gran velocidad, de entre 20 y 30 giros por minuto. El secreto de dar tantas vueltas sin marearse está en la figura del Dedé, el maestro supervisa a los derviches para conseguir dar vueltas sincronizadas. Una mano alzada al cielo y la otra vuelta hacia la tierra. Los derviches actúan como auténticos canalizadores de un flujo de energía desde ellos hacia el universo y viceversa.



 Sus trajes blancos simbolizan la mortaja, el misterio por la muerte y por tanto la resurrección. La túnica negra es el complemento (energías femenina y masculina presentes por consiguiente), el mundo material, la materialización de la vida.
Se cuenta que algunos derviches alcanzan el éxtasis con su danza y que hasta algún espectador podría participar de él por el estadio hipnótico que puede llegar a alcanzarse.

El ritual comienza recitando el corán, luego un coro entona la faitha, Los versos pèrsas del gran místico y poeta sufí Rûmi no son, generalmente recitados en lecturas públicas por la supuesta capacidad de los oyentes para entenderlos. Un signo del jefe de la cofradía marca el ritmo del rito, los derviches se levantan y acercan a él. se quitan un manto negro y aparecen con el vestido blanco debajo. Se colocan en el centro y comienzan lentamente a girar.

 El ritmo va cambiando con una aceleración poco a poco más rápida. Es necesaria una gran concentración y control tras un largo aprendizaje de los pasos y el equilibrio. Por tal motivo no pueden participar de la danza los impulsivos ni exaltados.
Hay dos pausas instrumentales que sirven para que descanse el coro y los danzantes pero esas interrupciones están calculadas para propiciar la meditación. 
 El rito puede continuar durante mucho tiempo y termina con una señal del jefe. Los derviches vuelven a ponerse su manto y van abandonando la sala poco a poco.

 Santa Sofía se considera la obra más grande y sagrada de la época Bizantina. Construida en el año 537 por el emperador Justiniano, fue catedral hasta la consquista de Istambul por los turcos, que la consvirtieron en Mezquita. Mustafá Kemal Atatürk, fundador de la República turca la convirtió en museo. Hoy en día en su interior se pueden ver obras musulmanas y cristianas.




Tonos pastel decoran Santa Sofía al atardecer


La espectacular vista con iluminación nocturna de la Mezquita Azul o de Sultan Ahmet despiden esta entrada.
Fue mandada construir por el sultán Ahmet I, y se la denomina "azul" porque el interior de la mezquita está construido con azulejos fabricados en los talleres Iznik y casi en su totalidad son azules. Es la única mezquita en el mundo que cuenta con seis minaretes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Reputación

Rating for rafaysuscosas.blogspot.com

Mi blog de jardinería. Click en la foto

Mi blog de jardinería. Click en la foto
Capuchinas

Por el mundo...

Por el mundo...
Visita mis fotos en Google Earth pinchando el avioncito

Páginas vistas en total

Visita mi blog de aviación

Blogs que sigo