Viajero empedernido

Experiencias de viajes. Fotos y curiosidades. Un saludo amistoso a todos los que os dejeis caer por aquí, y tengais la paciencia de leerme.

Entradas populares

Etiquetas

Albarracín. La sierra y la historia (1) Algo de Ibiza (2) Amsterdam canales y museos (1) Animalicos (8) antropología (4) Aragón (2) Arquitectura ibicenca (2) Arquitectura variada (28) Arte Urbano (1) ARTHUS-BERTRAND (1) Artículos interesantes (2) Atracción de aventura en Rusia Skaypark (1) Aves (1) Bahía de Ste-Catherine (2) BALLENAS (2) Balnearios (1) Barcelona (6) BARCOS (3) Caballos del Vino (2ª Parte) (1) CANADA (14) Cantabria (1) CARAVACA DE LA CRUZ (4) Cataluña (8) Cielos (1) CITAS MEMORABLES (4) COLORES DE ESTAMBÚL (1) Colores de Estambul (3) Santa Sofía (1) COLORES DE ESTAMBUL 2 (El Bósforo) (1) Cometas (1) costumbres (5) CROACIA (9) CUBA (2) Curiosidades (48) De interés general (40) De visita en el Jardín Botánico de Madrid (1) Desde Mula con color (1) Diagonal Zero Zero (1) Efectos fotográficos (3) El "Cagalentejas" de Toro (1) Embalse de la Cierva (1) Embalse de la Cierva (Mula) (1) Es Broll (1) ESCALERAS IMPRESIONANTES DEL MUNDO (1) ESLOVENIA (1) ESPAÑA (30) espectacular (2) EXTREMADURA (9) Fascinante mundo microscópico (1) Fiesta de los caballos del vino Moros y cristianos de Caravaca (3) Flora (8) fotos (1) Fotos NO digitales (3) FUERTEVENTURA Paisajes del viento (1ª parte) (1) Gatos (1) Hervás (1) Historia (6) historia y patrimonio (10) Holanda (1) Humor (3) IBIZA (35) Ibiza desde el aire (2) Ibiza en 1947 Vaya cambio (1) Imágenes increíbles (3) Insectos y bichos (4) Islas Canarias (3) Italia (1) La belleza de la polinización (1) La catedral de León al detalle (1ª parte) (1) La catedral de León al detalle (2ª parte) (1) La catedral de León al detalle (3ª parte y última) (1) LA MANCHA (2) Las Fuentes del Marqués en Caravaca (1) Las Mil Islas (2) León (8) Los Caballos del Vino (Caravaca de la Cruz) 1ª Parte (1) MADRID (1) Marinas (1) Mercadillo de Las Dalias en Ibiza (1) Mis comentarios (9) Monasterio de Piedra (1) Montreal (1) Mundo asombroso (1) MURCIA (14) My Space (1) Naturaleza (34) Naturaleza viva de Ibiza de cerca (2) Nuria (1) Otoño 2014 en Ibiza (mercadillo de San Juan) (1) Ottawa (1) Paisajes (24) Parque Omega (2) Picos de Europa (1) Plantas y flores (16) Pliego (1) PORTUGAL (2) Puig de Misa. La atalaya de Santa Eulalia (1) Punta Galera (1) Québec (1) RECORRIENDO SES FONTANELLES (Ibiza) (1) Recuerdos de Canadá (Quebéc al natural) (1) Recuerdos de Canadá (Toronto) (1) Rincón por rincón LEÓN (1) Rincón por rincón LEÓN (2ª parte) (1) Rincón por rincón LEÓN (3ª parte) (1) Rincón por rincón LEÓN (4ª y última parte) (1) Rusia (2) Rutas recomendadas (18) Semana Santa en Toro (Zamora) 1ª parte (1) Semana Santa en Toro (Zamora) 2ª parte (1) Semana Santa en Toro (Zamora) 3ª parte (1) Sencillamente fantástico (1) SINTRA (Portugal) 1ª parte (1) Surrealismo (2) Tadoussac (2) Teatro (1) Toronto (2) TURQUÍA (4) Un paseo por el puerto de Barcelona y plaza de las Glorias (1) Vancouver (1) Viajes en barco (2) Victoria (1) vídeos (9) Vistas aéreas (8) Youtube (3) ZAMORA (5) Zaragoza (1)

16 de abril de 2010

Mula (Murcia)


¿Donde esta Mula?
La ciudad de Mula se encuantra a 34 kilómetros de Murcia en direccción Oeste, comunicándose con ésta a través de la Autovía del Noroeste.
Ciudad capital de una extensa comarca del centro de la Región de Murcia, la Cuenca del Mula, territorio dominado por el río al que la villa dió nombre. Otros pueblos de la comarca son Pliego, Albudeite, Campos del Río, Puebla de Mula, Baños de Mula y El Niño.
Las sierras de Espuña, Ricote y Cambrón presiden este paisaje rico en contrastes, donde las generosas huertas de la vega del río se tornan en abruptos parajes carentes de vegetación.

                     Parte de la ciudad de Mula vista desde el Castillo 

 
                    Al fondo, el municipio de Pliego y comienzo de Sierra Espuña.

Pasear relajadamente por su casco urbano, declarado Conjunto Histórico Artistico nacional en 1981, nos hará ver que no estamos ante un pueblo cualquiera. Mula tiene mucha historia.



En la ciudad  encontramos numerosos edificios que la llevaron a ser poseedora de ese galardón. Entre los palacios barrocos de sus calles destaca la llamada Casa Pintada, con una fachada totalmente grafiada.



          Museo de arte Ibérico de El Cigarralejo siglo XVIII
El Museo Ibérico de El Cigarralejo, uno de los más significativos de la Edad del Hierro española, guarda en sus salas gran representación de las costumbres sepulcrales del pueblo ibero y es, probablemente, la muestra más completa sobre tradiciones, modos de vida y actividades productivas de los pueblos iberos.
El museo se alberga en el antiguo palacio del Marqués de Menahermosa, un edificio del sobrio barroco murciano con una hermosa fachada decorada con mármoles rojos y negros de las canteras locales. Una torre típicamente murciana emerge en la cubierta. Destaca la moldura superior de las fachadas, pintada con motivos militares

La casa-palacio que alberga el museo fue la residencia habitual del Marqués de Menahermosa, D. José de Llamas, hijo ilustre de Mula que pasó buena parte de su vida en hispanoamérica al servicio de la corona.

La exposición nos da una completa visión del periodo Ibérico por la gran variedad y calidad de las piezas expuestas. Su cuidada presentación y equilibrado tamaño la hacen asequible para todas las edades. Ruene una buena selección de piezas de más de 500 tumbas que componen la necrópolis del Cigarralejo, que van desde el siglo IV al I a.c. , como el célebre vaso de las granadas y los puñales, una copa con relieves de conejos, águilas y patos, o el vaso de los guerreros y los músicos, así como la colección de armas más importante de España.

                         Vista nocturna de Mula desde la carretera de Pliego.

                                      La "Fuente redonda" en el casco antiguo

                                                Fuente en el Jardín de los Frailes.

                                                     Jardín de los Frailes

                  Curiosos detalles comunes a los problemas de todos los pueblos.












       






Mula se encuentra en la transición de los desiertos Murcianos y las tierras altas del noroeste, en una zona de vega regada por el río del mismo nombre.
En la zona alta de la villa se encuentra el real monasterio de la Encarnación, obra señera del Barroco conventual murciano, fundado a finales del siglo XVII.
                                                               Calle del Caño

Algo de la Historia de Mula.
Mula tiene una rica historia. En 713 aparece como una de las siete ciudades del Pacto de Tudmir firmado por el visigodo Teodomiro y el árabe Muza.
Durante la reconquista cristiana del Reino de Murcia (más bien protectorado ante el Reino de Granada) Mula jugó un papel muy importante al negarse el arraez de la independiente Mula, junto con el Lorca y Cartagena, a aceptar el vasallaje pactado en Alcaraz entre el rey de Murcia Aben Hud y el Infante de Castilla en abril del año 1243.


Tras un largo cerco a la villa, el 23 de Mayo de 1244 el Infante Alfonso manda un mensajero a pleitear con el arraez Alb-hacen Belcli para que entregue la villa o la entrará con las armas, el moro le contesta "que la ganaría cuando la mula pariese" (la mula es animal estéril, cruza del asno con la yegua). Esto enfureció tanto al Infante Alfonso, futuro rey El Sabio, que mandó tomar la villa a sangre y fuego. 


A finales del siglo XIII, Mula libraba la batalla más importante de su historia con la invasión del Reino de Murcia por el rey de Aragón en 1296. El 28 de mayo de este año, Jaime II ponía cerco sobre Mula, tras negociar con el alcaide, este le reconoce como soberano tres días después. Pero, esta alianza no duraría mucho tiempo, los muleños leales a Castilla no reconocerían la soberanía aragonesa y se sublevarían al poco tiempo.

Ocho años después, los muleños parapetados en los muros de su castillo, aún seguían resistiendo heroicamente el largo y penoso asedio.



































Ante la imposibilidad de conquistar Mula, los aragoneses deciden darse a la retirada, las bajas sufridas y la hueste de Fernando IV al caer, así lo aconsejaba. Heridos en su orgullo, prenden fuego a la villa en su desbandada. Sin duda, la resistencia muleña propició la vuelta del Reino de Murcia a la Corona de Castilla en 1304.


Todas estas hazañas no las tuvo en cuenta el rey Juan II, cuando enajenó la villa de Mula de la Corona de Castilla el 12 de septiembre de 1430 para entregársela en señorío al Adelantado del Reino de Murcia, Alonso Yáñez Fajardo II. A partir de aquí, el enfrentamiento por el control del poder entre el concejo y el señor sería incesante a lo largo del tiempo, incluso más allá de la extinción de esta estirpe con la muerte sin sucesión del XI marqués de los Vélez al final del siglo XVIII.



El Castillo de los Vélez

El Castillo de los Vélez domina la ciudad y la huerta desde lo alto de la colina donde la Familia Fajardo decidió construirlo. Se trata de una austera construcción militar del siglo XVI y su creación es consecuencia de un importante cambio en la administración municipal. 

El Adelantado del Reino de Murcia y recién nombrado Marqués de los Vélez don Pedro Fajardo, gracias al favor real recibió la Villa de Mula, que hasta el primer tercio del siglo XV había sido villa de realengo. Este hecho propició un enfrentamiento entre la casa marquesal y las familias nobles del pueblo que habían copado el poder en ella hasta ese momento. La construcción del contundente baluarte no dejó lugar a dudas de que el poder de los Fajardo auguraba cambios en el proceder de la política municipal.


La desnuda arquitectura del edificio (declarado Bien de Interés Cultural) deja a la vista la perfecta obra de cantería. Destaca la bóveda de cañón que cubre la sala que hay inmediata a la puerta de acceso al castillo y sobre la que se asienta el patio de armas.

La gran Torre del Homenaje y el torreón del aljibe completan la estructura del edificio que se asienta sobre un sinuoso y escarpado terreno del que parece que haya sido labrado.



La ornamentación es casi nula, limitándose a los proporcionados escudos de armas de don Pedro Fajardo y su segunda y tercera esposa, situados casi todos ellos en la fachada sur. Al contundente almenado, que con su relieve establece un juego de luces y sombras que corona todo el castillo, podría dársele el apelativo de ornamental, sobre todo teniendo en cuenta que estos elementos se encuentran, fundamentalmente, en las fachadas que pueden divisarse desde las calles de Mula y no en la de la parte trasera del castillo. Esta característica otorga al edificio cierto carácter escenográfico. La austeridad del castillo y ese cuidado en la fachada sur no pretendían otra cosa que mostrar a los habitantes de Mula el poder de la casa de los Fajardo y recordarles continuamente quienes eran los nuevos Señores de la villa.

Alrrededores de Mula vistas desde el castillo

PLAZA DEL AYUNTAMIENTO
También llamada Plaza Mayor es el núcleo que aglutina a gran parte de las casas nobiliarias de la ciudad
Nos chocan los colores tan llamativos con los que se han pintado los diversos edificios, que configuran la pequeña plaza. Destacan, aparte del Ayuntamiento, la torre del reloj y la iglesia parroquial de San Miguel del siglo XVI.



                                 
La torre en una fotografía nocturna nos muestra un cuidado combinado de colores, que la hacen más atractiva.

Al fondo la Iglesia de San Miguel. 
Cuando la visitamos, tuvimos la ocasión de ver la salida a hombros de las mujeres, de la Virgen del Carmen Pequeña. Es una tradición que en el mes de mayo la saquen para visitar a los enfermos. Si bien antiguamente había muchas interesadas en llevarla, ahora son solo unas cuantas las que siguen la tradición, como podemos apreciar en las fotos.


LA TAMBORADA Y LA TORRE DEL RELOJ
La famosa "tamborada de Mula" da comienzo cuando las campanas de la torre del reloj marcan las doce de la noche del martes santo.
                                                                              



Las mismas campanas, que siglos atrás sirvieron para ordenar los riegos de la fértil huerta de Mula.

La primera torre civil fue edificada en 1550 en la esquina sur de la Plaza Mayor. La riada de san Calixto de 1651, la dejó en muy malas condiciones, hasta que fue derribada a la vez que se construyó la torre actual, en la esquina de la Casa-Audiencia del Marqués de los Vélez, en el año 1806, siendo rey Carlos IV.






 Durante siglos, las torres-campanario cumplieron una doble función, por una parte eran los símbolos de poder de los gobernantes, y por otra se constituyeron en los elementos organizadores de la vida social y laboral.





Y es que la necesidad de saber con exactitud la hora tuvo una estrecha relación con el reparto del tiempo de riego.




El sonido de las campanas en cualquier parte de la huerta sirvió para evitar conflictos entre los regantes

















Algunos detalles que podemos ver por la ciudad
                                                      


Espacio dedicado para la juventud



Por los alrededores...
                   La Sultana


Seguramente habremos oido hablar de Mula por sus baños termales. 
No muy lejos de allí se encuentran los de Archena a los que les dedicaré capítulo aparte, pero ya que estoy en Mula, no puedo dejar de mencionarlos como un atractivo más de la ciudad, aunque no se encuentran dentro de Mula sino que tienen su denominación y ubicación propia como suena Baños de Mula.
Estan muy cerca de Murcia incluso más que Mula, un poco antes.
A la entrada a Baños, encontramos una roca de donde brota un fino hilo de agua que sorprende por su temperatura caliente.
Unos metros más adelante, dos chorros de agua también caliente debajo del monte caen sobre los pilones.
A partir de ahí el pueblo, dedicado gran parte de él a dar servicio para los baños termales.
Se puede alquilar una habitación de una casa, de un hotel, de un baño y a gozar de las cálidas aguas de este privilegiado lugar.
También hay acondicionado para su visita el yacimiento arqueológico de "Los Villaricos", una antigua villa romana que cuenta con termas y almazara en buen estado de conservación.
Se puede disfrutar de una serie de actividades en el medio natural como senderismo, escalada o pesca en el embalse de La Cierva, donde se puede practicar el piragüismo.
La oferta de alojamiento es variada: el Albergue Juvenil de Mula, casas rurales y el Hotel Alcázar.
En coche llegaremos por la autovía del Noroeste C-415  Bullas Murcia, salida Baños de Mula.La distancia desde Murcia a Baños de Mula es de unos 38 kilómetros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Reputación

Rating for rafaysuscosas.blogspot.com

Mi blog de jardinería. Click en la foto

Mi blog de jardinería. Click en la foto
Capuchinas

Por el mundo...

Por el mundo...
Visita mis fotos en Google Earth pinchando el avioncito

Páginas vistas en total

Visita mi blog de aviación

Blogs que sigo