Viajero empedernido

Experiencias de viajes. Fotos y curiosidades. Un saludo amistoso a todos los que os dejeis caer por aquí, y tengais la paciencia de leerme.

Entradas populares

Etiquetas

Albarracín. La sierra y la historia (1) Algo de Ibiza (2) Amsterdam canales y museos (1) Animalicos (8) antropología (4) Aragón (2) Arquitectura ibicenca (2) Arquitectura variada (28) Arte Urbano (1) ARTHUS-BERTRAND (1) Artículos interesantes (2) Atracción de aventura en Rusia Skaypark (1) Aves (1) Bahía de Ste-Catherine (2) BALLENAS (2) Balnearios (1) Barcelona (6) BARCOS (3) Caballos del Vino (2ª Parte) (1) CANADA (14) Cantabria (1) CARAVACA DE LA CRUZ (4) Cataluña (8) Cielos (1) CITAS MEMORABLES (4) COLORES DE ESTAMBÚL (1) Colores de Estambul (3) Santa Sofía (1) COLORES DE ESTAMBUL 2 (El Bósforo) (1) Cometas (1) costumbres (5) CROACIA (9) CUBA (2) Curiosidades (48) De interés general (40) De visita en el Jardín Botánico de Madrid (1) Desde Mula con color (1) Diagonal Zero Zero (1) Efectos fotográficos (3) El "Cagalentejas" de Toro (1) Embalse de la Cierva (1) Embalse de la Cierva (Mula) (1) Es Broll (1) ESCALERAS IMPRESIONANTES DEL MUNDO (1) ESLOVENIA (1) ESPAÑA (30) espectacular (2) EXTREMADURA (9) Fascinante mundo microscópico (1) Fiesta de los caballos del vino Moros y cristianos de Caravaca (3) Flora (8) fotos (1) Fotos NO digitales (3) FUERTEVENTURA Paisajes del viento (1ª parte) (1) Gatos (1) Hervás (1) Historia (6) historia y patrimonio (10) Holanda (1) Humor (3) IBIZA (35) Ibiza desde el aire (2) Ibiza en 1947 Vaya cambio (1) Imágenes increíbles (3) Insectos y bichos (4) Islas Canarias (3) Italia (1) La belleza de la polinización (1) La catedral de León al detalle (1ª parte) (1) La catedral de León al detalle (2ª parte) (1) La catedral de León al detalle (3ª parte y última) (1) LA MANCHA (2) Las Fuentes del Marqués en Caravaca (1) Las Mil Islas (2) León (8) Los Caballos del Vino (Caravaca de la Cruz) 1ª Parte (1) MADRID (1) Marinas (1) Mercadillo de Las Dalias en Ibiza (1) Mis comentarios (9) Monasterio de Piedra (1) Montreal (1) Mundo asombroso (1) MURCIA (14) My Space (1) Naturaleza (34) Naturaleza viva de Ibiza de cerca (2) Nuria (1) Otoño 2014 en Ibiza (mercadillo de San Juan) (1) Ottawa (1) Paisajes (24) Parque Omega (2) Picos de Europa (1) Plantas y flores (16) Pliego (1) PORTUGAL (2) Puig de Misa. La atalaya de Santa Eulalia (1) Punta Galera (1) Québec (1) RECORRIENDO SES FONTANELLES (Ibiza) (1) Recuerdos de Canadá (Quebéc al natural) (1) Recuerdos de Canadá (Toronto) (1) Rincón por rincón LEÓN (1) Rincón por rincón LEÓN (2ª parte) (1) Rincón por rincón LEÓN (3ª parte) (1) Rincón por rincón LEÓN (4ª y última parte) (1) Rusia (2) Rutas recomendadas (18) Semana Santa en Toro (Zamora) 1ª parte (1) Semana Santa en Toro (Zamora) 2ª parte (1) Semana Santa en Toro (Zamora) 3ª parte (1) Sencillamente fantástico (1) SINTRA (Portugal) 1ª parte (1) Surrealismo (2) Tadoussac (2) Teatro (1) Toronto (2) TURQUÍA (4) Un paseo por el puerto de Barcelona y plaza de las Glorias (1) Vancouver (1) Viajes en barco (2) Victoria (1) vídeos (9) Vistas aéreas (8) Youtube (3) ZAMORA (5) Zaragoza (1)

8 de octubre de 2009

PORTUGAL

He visitado Portugal en tres ocasiones, y no por eso se puede decir que la conozca.
La primera vez entramos en Porto, y solo pasamos una noche allí, pues la visita en realidad era por la región Salmantina.
Otra vez, coincidiendo con unas vacaciones en Extremadura, aprovechamos la proximidad de Badajoz y  nuestro último día lo gastamos conociendo la bonita ciudad de Elvás, a solo unos 15 Kms. de la frontera.
Cuando más he disfrutado y conocido las costumbres del pueblo luso, fué en 2007 pues fuímos directos a Lisboa, para pasar una semana completa, y desde allí nos acercamos con el tren a Sintra.
Estuvimos alojados en el Hotel Lutecia, al norte de la capital y recomendable al cien por cien.
Justo cruzando la calle estaba la estación de trenes, que en menos de media hora nos llevó a Sintra.
La ciudad es encantadora en todos los aspectos, y solo bajar del tren empiezas a ver hermosos edificios y castillos con solo alzar la mirada.
La estrella de la ciudad es el castelo da Pena, una mezcla de estilos, que con los colores actuales (hace años no era así de policromado),le dan un aire de cuento de hadas. También es recomendable subir al castelo dos Mouros, desde donde se ve la ciudad y gran parte de la comarca, ya que está en lo alto de la montaña. La comida excelente y la gente muy acogedora.
Lisboa tiene visitas obligadas a la torre de Belem, el monumento a los conquistadores y la plaza del comercio. Hay rutas en tranvías amarillos y otros rojos, dependiendo de la ruta turística que quieras seguir, pues los lugareños emplean el tranvia como medio habitual de transporte, aunque a nosotros nos llame la atención. Los taxis son baratos y si no ha cambiado por 6 euros atravesabas Lisboa.
Visita obligada es tambíen la subida al elevador de Santa Justa, que tiene trazas de ser contemporáneo de la torre Eiffel y así es pues lo construyó su discípulo Mesnier en 1901. Solo por ver ese ascensor de madera merece la pena. Las vistas sobre la ciudad son increibles, y lo que hace es subirte de un barrio bajo, a otro alto, un atajo vamos. Al cruzar el pasillo que desemboca en el alto, veremos las ruinas del convento do Carmo cuyo arcos ojivales, nos muestran el desastre ocasionado por el terremoto de 1755
No hay que desprovechar para visitar las instalaciones de la Expo de Lisboa de 1998, pues tienen muchas actividades en las que pasar un buen día, como el  Oceanario, el museo de la ciencia y los grendes centros multiusos y comerciales.
Calatrava dejó su estilo en los edificios, muy reconocibles. Todo ello a orillas del gran rio Tajo que aquí tiene una anchura enorme. Atravesado por el puente Vasco de Gama
Hubo un gran incendio allá por los 80, que arrasó una parte importante del centro histórico de Lisboa, entre la llamada Baixa Pombalina y el Chiado, corazón de la Lisboa romántica y de principios del siglo. Actualmente está todo reconstruido y es gratificante el paseo por sus calles empedradas y brillantes con la iluminación nocturna.
Parece mentira que los españoles, salvo los de provincias vecinas, conozcamos tan poco a los portugueses y mucho menos su idioma. Sin embargo, muchos de ellos hablan español con soltura y si no, se esfuerzan en hacerse entender. Por todo ello recomiendo que os deis una vueltecita por allí antes de buscar destinos más lejanos.
Os dejo una selección de fotos que hice durate el viaje.

ELVÁS





                                    
                        LLegando a Lisboa 




Un paseo por   SINTRA

Sintra pertenece al distrito regional deLisboa. El municipio aparte del casco urbano comprende una extensa zona de frondosos bosques con ricas mansiones y una variada vegeteción exótica.
Tanto la villa como su entorno el Parque Natural Sintra-Casacais fueron declarados por la UNESCO Paisaje Cultural y Patrimonio de la Humanidad en 1995.
El clima de la sierra de Sintra es de tipo mediterráneo, pero los vientos atlánticos favorecen las lluvias que dan esa frondosidad al paisaje.




 
PALACIO NACIONAL DA PENA


El palacio da Pena se alza en la parte superior del parque da Pena. Sus llamativos colores destacan entre la exuberante vegetación. Estuvo habitado por la familia real hasta 1910 en que se abolió la monarquía. Su último monarca fué Dom Manuel II, antes de exiliarse en el reino Unido.
En la actualidad es un museo, pero se celebran también exposiciones, conciertos y recreaciones históricas.
La construcción se inició en 1840 y finalizó en 1885. El resultado es un conjunto ecléctico de una mezcla de estilos. En el exterior el palacio recuerda un castillo medieval pero con elementos de gótico, bizantino, mudéjar, renacentista y manuelino.
Se entra al palacio por un puente levadizo y atravesando un corredor excavado en la roca. Unas escaleras conducen a la gran terraza, presidido por el Pórtico de Tritón de estilo neomanuelino. Una feroz criatura marina que vigila la entrada
La decoración exterior en puertas, balcones, garitas y minaretes está plena de motivos vegetales, geométricos, o de animales y llenos de simbología con elementos masónicos, que indican que el rey debió pertenecer a esta hermandad.
Aquí podemos ver el claustro de dos plantas cubierto de azulejos manuelinos.

 Las vistas son impresionantes, desde esta terraza o la habitación del telescopio. Los salones y habitaciones se conservan tal cual, con su mobiliario original, mostrando los gustos de los habitantes hasta 1910. La república había llegado.

Los salones, cada uno con su personalidad, son nombrados por lo que los caracteriza, como la sala indiana con muebles de teca indios, o la sala árabe cubierta de trampantojos en paredes y techos y así una tras otra. Es una visita para tomarla con tranquilidad, pues está llena de detalles.
La mesa de comedor está dispuesta incluso con las piezas de pan, como si estuvieran a punto de entrar los comensales.
Encontaremos detalles por baños, paredes, espejos, adornos de cualquier rincón, que nos trasladan a ver a la perfección, como se vivía en esa época, la nobleza claro.

En la foto siguiente vemos el curioso "trono WC", que todos somos mortales y hacemos las mismas cosas, con mejor o peor acomodo.
Esta foto a contraluz, nos muestra El Palacio Nacional de Sintra con sus grandes chimeneas cónicas dominando la parte más antigua del municipio.
Los azulejosque recubren las paredes de algunas salas, son españoles, fabricados en afares de Manises (Valencia) y Sevilla .
El Palacio Real se construyó en el edificio del antiguo palacio del governador musulmán, levantado originalmente en el sigloVIII. Desde entonces ha sufrido varias modificaciones siendo la mayor en el siglo XV bajo reinado de JoaoI. Fué entonces cuando se construyeron las enormes chimeneas, la cocina, y la parte central del edificio.
En 1755 algunas partes resultaron dañadas con el gran terremoto, pero serían restauradas en años posteriores respetando su anterior aspecto.
La última residente de la realeaza fué María Pía en 1880.


Aqui una vista desde arriba do Castelo y otra desde abajo desde Sintra-Vila


FUENTE MOURISCA 
Realizada por el escultor local José de Fonseca en 1922, está revestida de azulejos, estucos y relieves. Es de estílo neomudéjar del periodo romántico. La encontraremos entre los parques Castanheiros (acondicionado para pic-nic) y el parque da Liberdade destinados para el descanso ambos.
Aquí arriba a la izquierda un detalle del interior de la Cocina Real en el Castelo da Pena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Reputación

Rating for rafaysuscosas.blogspot.com

Mi blog de jardinería. Click en la foto

Mi blog de jardinería. Click en la foto
Capuchinas

Por el mundo...

Por el mundo...
Visita mis fotos en Google Earth pinchando el avioncito

Páginas vistas en total

Visita mi blog de aviación

Blogs que sigo